Bodega Cepa 21

Inteligencia artificial aplicada al sector vinícola

Alimentación y Bebidas
#

Mejora en la toma de decisiones, gracias al cruce de los diferentes datos recogidos.

#

Centralización y visualización de la información en cuadros de mando.

#

Conocimiento profundo del terreno.

Cepa 21 es un proyecto de la tercera generación de la Bodega familiar Emilio Moro, situada en Pesquera de Duero (Valladolid). La prestigiosa firma de vinos aúna los métodos más tradicionales para la elaboración del vino con la innovación y tecnología, lo que le permite ofrecer siempre la mejor calidad en sus productos.

Cepa 21 contactó con Integra con el objetivo de incorporar una tecnología que le permita conseguir información vital para la producción de la nueva línea de vinos. Se quería crear un vino especial, un vino que cree experiencias y que quede en el recuerdo.

BODEGAS CEPA 21 E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La Inteligencia Artificial (IA) fue la clave para la recopilación, análisis de datos y la toma de mejores decisiones.

En el proyecto participaron 3 entidades: la Universidad Europea de Madrid, IBM e Integra como partner tecnológico.

Los objetivos que se plantearon en el inicio del proyecto fueron:

  • Caracterización y zonificación vitícola de la Ribera del Duero.
  • Relación de los diferentes eventos climáticos con los parámetros de la uva.
  • Aportar una herramienta que permita plasmar en cuadros de mando toda la información recogida y así tomar mejores decisiones.

Se diseñó una solución de Inteligencia Artificial (IA) que se nutría de datos aportados por la Denominación de Origen Ribera de Duero y The Weather Company, compañía de IBM, especializada en la meteorología. Con la solución se incorporaron más de 10 técnicas de Inteligencia Artificial y más de 50M de registros de datos procesados.

Gracias a la solución de Inteligencia Artificial se cumplieron los objetivos marcados:

  • Caracterización de la zona Ribera del Duero, la división de la zona geográfica basada en datos recogidos como la longitud, latitud, altitud y parámetros geográficos.
  • Establecer las relaciones que existen entre los datos del clima y los parámetros de la uva.
  • Y como tercer objetivo, que no estaba marcado previamente, pero surgió en el transcurso del proyecto, fue la predicción de los índices de maduración de las uvas.